Señales indudables de que tu serie preferida de Netflix está a puntito de ser anulada

Los usuarios de Netflix ya están habituados a no encariñarse demasiado con sus series preferidas. La plataforma tiene un historial de cancelaciones alarmante que ha dejado a los fanes de sus series destrozados… y en ocasiones sin mucha explicación.

Lo más frustrante es que, muy frecuentemente, las series anuladas tenían una plan de actuación bien marcada desde el comienzo que dio a sus showrunners una falsa libertad de crear historias largas y jugar con cliffhangers… y después han quedado sin resolverse.

Señales de que tu serie preferida de Netflix puede ser cancelada

El inconveniente de las cancelaciones de series es que no siempre y en toda circunstancia han seguido un patrón claro. Existen muchas series cuyas cancelaciones duelen, mas son comprensibles. Series como Todo es una mierda, si bien son añoradas por sus fanes, no tuvieron prácticamente éxito ni publicidad, y Netflix explicó que se debía a que pocos subscritores vieron la primera temporada entera.

Otras series, como Jupiter’s Legacy, Resident Evil o Cowboy Bebop, series con elevados costos de producción, de efectos singulares y con licencias que no son propias resultan particularmente caras de sostener si la audiencia y la crítica no acompaña, o si son “fenómenos de culto” como Cristal Oscuro: La Era de la Resistencia o Sense8.

Pero asimismo éxitos modestos como Blockbuster o La Monja Guerrera, menos caras, han recibido el hachazo de Netflix… a pesar de tener fanes muy entregados, como los de La Monja Guerrera

Mindhunter 2

Luego hay casos más bastante difíciles de comprender. Mindhunter, a pesar de contar con David Fincher y percibir aplausos de la crítica, no pasó de la segunda temporada. 

Por entonces, Fincher afirmó que deseaba trabajar en otras cosas, mas últimamente confirmó que la serie era demasiado cara, y Netflix no estaba presta a hacer la inversión, a pesar de ser una de sus series originales más reputadas.

Incluso series que estaban previstas que acabasen han sido anuladas sin aviso previo. GLOW y Sabrina son los ejemplos más claros: su producción fue interrumpida en la mitad de la pandemia… y en vez de retrasar su producción, prefirieron cargárselas de manera directa.

Salvo casos muy inusuales, absolutamente nadie está a salvo en Netflix

En esta ley de la jungla, la única regla semeja ser el dinero: si tu serie no resulta un éxito abrumador como ha sido Miércoles, es probable que esté en el punto de mira

El resto de factores son imposibles de pronosticar, mas el hecho de que la última temporada haya terminado en un cliffhanger, como con 1899, claramente, no es uno de ellos.

Y aun así, prácticamente ninguna serie original de Netflix ha pasado de las 5 temporadas, por lo que, si llega a la segunda o tercera temporada, date con un canto en los dientes… y prepárate para despedirte de sus personajes.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *