Unboxing de Astro City Mini V y prueba. ¡La consola para locos de los shooters!

¿Pensabais que la insensatez por las consolas mini había terminado por este año? ¡No, amigos, SEGA aún tenía otro as en la manga tras Mega Drive Mini 2? Presentamos Astro City Mini V, su nuevo aparato que honra los clásicos de los recreativos y que toma el relevo de esa Astro City que ya vimos en 2019.

En esta ocasión, tenemos una réplica prácticamente idéntica del mueble Astro City, como ya era el caso del primer modelo, mas la pantalla tiene una orientación vertical, en vez de horizontal. ¿Por qué? Puesto que pues la enorme mayoría de los 23 juegos incluidos en memoria son shooters verticales. Los matamarcianos de siempre, vaya.

Y no son jueguecitos cualquiera, no. Se incluyen clasicazos como Terra Cresta, los dos Truxton o Fire Shark, por refererir ciertos. Desde entonces, no cabe duda de que es una consola concebida para los que sean muy, muy entusiastas de este fantástico género, puesto que salvo por un par de juegos, todos los otros van de disparar a las naves contrincantes como locos.

En el instante de su lanzamiento en el país nipón, esta consola de SEGA fue muy criticada, eminentemente, por un conocido “input lag” (el difiero entre que pulsas un botón y se ejecuta una acción en pantalla) que hacía muchos de estos títulos prácticamente injugables, puesto que se fundamentan en una precisión prácticamente milimétrica.

Para nuestro alivio, semeja que esta versión que llega a occidente no cuenta con ese inconveniente, al vemos en las pruebas iniciales que hemos hecho.

Lo que sí os puede eliminar el sueño es su precio: Limited Run la vende por ciento sesenta dólares, a lo que debéis sumar los gastos de envío y los aranceles de importación desde Estados Unidos, por lo que la gracieta os puede salir por doscientos euros sencillamente.

Así puesto que, y a tener del unboxing que podéis ver en la parte superior de esta página, no cabe duda de que Astro City Mini V está reservada puramente para los puristas de los shooters y los coleccionistas de hardware, mas si os va ese tema, acá lo pasaréis “booombas, bombas, ¿qué ocurre?”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *