Análisis de Marvel’s Spider-Man Remastered para PC


Amigo y vecino pecero

Nixxes, ahora first party de Sony, firma un port con margen para la mejora mas que deja acceder a uno de los juegos más queridos de PS sin (muchos) sobresaltos.

En julio del año pasado supimos que PlayStation había comprado Nixxes, el estudio holandés conocido principalmente por sus ports a PC de juegos diseñados, de entrada, para consola. El plan, sabemos ahora, es que Nixxes sea una de las patas sobre las que se apoyen los planes de Sony de publicar sus juegos asimismo en ordenadores, si bien su estrategia aún esté menos definida que la de otras compañías y parezca evidente que PS (cuatro, de momento, y cinco) proseguirá siendo la primordial plataforma en la que se va a centrar la compañía. No menos evidente es que tendremos que habituarnos a la duda de en qué momento van a salir en PC los juegos que vaya publicando Sony en su consola, o sus consolas, más aún tras un año como este, en el que ya hemos tenido un buen port del God of War de 2018, firmado por Jetpack Interactive, y ahora otro no menos interesante de Marvel’s Spider-Man Remastered, este sí desarrollado por Nixxes; aún falta, recordemos, la compilación de Uncharted, en la que trabaja Iron Galaxy y que por el momento prosigue sin data de lanzamiento específica.

Así que nuestro amigo y vecino Spider-Man es el escogido para hacernos una idea, o por lo menos comenzar a hacérnosla, del género de port que podemos aguardar de Nixxes ahora que, suponemos, liderará la estrategia pecera de PS. Por lo general, y por emplear un punto de referencia reciente, creo que God of War dio el salto a PC de una manera normalmente más contundente, con menos impedimentos y algún acierto que podría haberse replicado acá, mas asimismo es justo reconocer que Spider-Man tiene otros puntos a favor suyo que, con el tiempo y dedicando algo de tiempo a pulimentar aristas, no me importaría ver estandarizados en otros relanzamientos de esta clase.

Para iniciar, este port se puede configurar en detalle para lograr los mejores resultados en tu máquina, algo que cualquiera que tenga algún resto pecero en el organismo probablemente agradecerá. Aparte de ser numerosas, las opciones que puedes alterar se aplican al instante sobre la imagen pausada, por lo que puedes ver sus efectos al momento, sin precisar aplicar y regresar al juego o de reiniciar el programa; es muy recomendable poder ver el impacto real que tendrá en la lealtad visual manosear tal o como opción cuando estás procurando rasguñarle varios frames a un juego como este, que debe verse bien mas asimismo precisa marchar fluido. Asimismo se ofrece la posibilidad de configurar todo esto antes de entrar al juego, desde un menú dedicado únicamente a ello.

Algo que había en el port de God of War y que no me habría importado localizar acá es un preset «Original», que pusiese el juego en exactamente las mismas condiciones que su versión de consolas. En un caso así posiblemente la V. O., que es la de PS cinco y no la de la precedente generación, fuera un punto de inicio un tanto más exigente de la cuenta. Con todo, esta versión pecera de Spider-Man es suficientemente escalable para lograr buen desempeño aun en máquinas aproximadamente viejas como la mía (exactamente el mismo portátil en el que jugué a God of War; sus specs, aquí) tocando un tanto las opciones desde las configuraciones predeterminadas. Como siempre, el ray tracing es uno de los primordiales responsables de la mordida en la tasa de imágenes por segundo, y normalmente creo que vale la pena prescindir de él para lograr el mejor desempeño posible.

No es algo igualmente fácil en todas y cada una de las ocasiones. En interiores y en instantes con menos movimiento, en las secciones más centradas en el combate, el juego tiene un desempeño más estable que en el momento en que te mueves por la urbe utilizando las telarañas, donde el stuttering hace acto de presencia con algo más de insistencia de la que sería ideal. Con todo, desde el instante en que recibimos el código de PC, un tiempo ya antes del lanzamiento, hasta hoy ha habido varios parches que han mejorado sensiblemente el desempeño del juego, así que aún hay margen (¿debería precisarlo?; esa es otra cuestión) para finiquitar de pulimentar el port y lograr una mayor estabilidad, con suerte tanto por lo alto como por lo bajo. Por el momento, con la configuración predeterminada en Alta y sin ray tracing activado el desempeño ya es, en mi caso, buenísimo, y lo que se gana subiendo de ahí y activando las opciones gráficas más avanzadas no es tan vital para que merezca sacrificar el framerate por unos efectos que no aportan tanto.

El juego en sí, a mi modo de ver, se favorece mucho del framerate extra que se puede lograr con el hardware y el tiempo de configuración convenientes. Ya me dio esa sensación en PS5, donde tanto el juego original como el spin-off protagonizado por Miles Morales apuntaban a unos 60fps que hacen que moverse a toda velocidad entre las construcciones de Manhattan sea una exquisitez. El movimiento prosigue siendo la estrella, asimismo en el combate, con ese énfasis tan marcado en la administración de oponentes y el juego aéreo; no es mi sistema de combate preferido, lo reconozco, eminentemente por el hecho de que tengo la sensación no tanto de que no tenga suficiente profundidad como de que jamás se ofrecen demasiadas ocasiones para exprimirlo a fondo, mas con el tiempo he ido apreciando más sus detalles más inteligentes, los que hacen que se adapte como un guante al personaje al que precisa representar. Es una cosa que vi más claro cuando jugué a Miles Morales, que sin ser un juego muy, muy diferente sí agregaba los matices justos para dejar en claro que ese Spider-Man es otro; nuevamente, no es el combate que más me ha apasionado en los últimos tiempos mas es incuestionable que hay una buena mano muy meritoria tras su diseño: en el contexto más extenso del juego, con su exploración y su narrativa (sin grandes alardes, mas asimismo sin grandes faltas), marcha realmente bien y es un regalo para entusiastas del personaje.

Con sus sombras, menos oscuras en la práctica de lo que puede parecer, el trabajo de Nixxes en este Marvel’s Spider-Man Remastered para PC es suficientemente bueno para alegrarse; creo que aún faltan un par de toques para llegar a lo que habría de ser el estándar de los ports a PC de Sony (que si algo hizo bien en la generación de PS4 fue acotar estándares, y poner el listón suficientemente alto para poder vivir de ello: la propia compañía ha presumido, con razón, de su política de calidad antes que cantidad), mas acá se avanza en la buena dirección. En lo más inmediato, es buena ocasión de acceder a un juego sólido e inteligente, con la marca de la casa de Insomniac, en el que no faltan detalles y que tiene todos y cada uno de los ingredientes para transformarse en preferido de prácticamente cualquiera a poco que te entre bien.

Leave a Comment

Your email address will not be published.