Vampire: The Masquerade – Bloodlines dos estuvo cerca de la cancelación a inicios de año

El nuevo estudio se trata de un «desarrollador de gran reputación y talento»

Fredrik Wester, CEO de Paradox Interactive, ha dado una entrevista para el medio sueco Placera donde ha reconocido que a inicios de este año estuvieron muy cerca de desechar el proyecto de Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2. «Cuando cambiamos el desarrollo del juego a otro estudio, examinamos pausadamente si deberíamos anularlo o bien proseguir con el desarrollo», ha dicho Wester.

Según el CEO, Paradox estaba «preparado para detener la producción por completo», mas justo en ese instante recibieron otro pitch que fue «fue suficientemente persuasivo a fin de que pudiésemos continuar». Pese al turbulento desarrollo del título desde sus comienzos, Wester ha declarado que el estudio encargado del proyecto (que todavía no han revelado), se trata de un «desarrollador de gran reputación y talento», y desde Paradox tienen las esperanzas puestas en que «sea un buen juego que satisfaga las esperanzas de los jugadores».

Y es que estos problemillas que lleva conllevando el desarrollo del proyecto vienen desde dos mil diecinueve, cuando retrasaron el título hasta principios del 2020; y después, en el mes de agosto del año pasado, se movió su lanzamiento hasta este dos mil veintiuno. Días tras este retraso, su directivo creativo y su argumentista primordial fueron despedidos, y unos meses después asimismo se anunció la salida de Cara Ellison, hasta ese instante la directiva narrativa del proyecto.

Lo más relevante llegó a inicios de este año, cuando aparte de anunciar su tercer retraso sin data definida, asimismo se descubrió que Hardsuit Labs, estudio encargado del juego hasta ese instante, dejaría de ser el encargado de su desarrollo.

Vampire: The Masquerade – Bloodlines dos va a salir en unas datas y plataformas todavía por anunciar.

Leave a Comment

Your email address will not be published.