Nos lo pasamos de temor con la PS dos – Historias del Tío Bruno

Probamos ciertos tradicionales de terror para PS2 en sus variantes: desde la claustrofobia de Silent Hill 4: The Room hasta la acción verbenera de Ghosthunter.

Me encantan las películas de temor mas lo de pasarlo mal con un mando en las manos, como que no. Mas de nuevo, el astuto Mr Quesada, con la incalculable ayuda de Papá Noel Jr., me prepararon una nueva encerrona. Esta vez, nos ponemos a jugar con varios clásicos de temática horripilante.

La selección es variadita y se distancia de las propuestas que siempre y en todo momento acostumbran a aparecer en los tops de terror para PS2, con la salvedad de Project Zero, el primer capítulo de una longeva saga de señoritas apasionadas a retratar fallecidos. ¿Listos para sentir canguelo? ¡Dentro vídeo!

Arrancamos con Ghosthunter, una ambiciosa producción de SCE Cambridge Studio, el equipo que creó Medievil. Si bien tenía detalles buenísimos, como el diseño de ciertos jefes, esta fusión de acción y terror protagonizada por un primo de Brad Pitt no alcanzó las ventas aguardadas en Europa, con lo que Sony decidió no lanzarlo en EE.UU., una labor de la que se terminó encargando Namco.

El siguiente juego no precisa presentación. Project Zero comenzó en dos mil uno de la mano de Tecmo para conquistar el corazón y las carteras de los fanes del terror, empezando con esto una rentable franquicia con diferentes protagonistas y tramas, mas con mecánica común: anular espectros a base de sacarles fotos.

No menos exótico, si bien con bastante menos fortuna a nivel comercial, Kuon fue un Survival Horror producido por FromSoftware en dos mil cuatro. Los autores del siguiente fenómeno Dark Souls ya tenían experiencia en el género de terror, como probaron en mil novecientos noventa y ocho con Echo Night para PSone. Hoy día está bastante cotizado en el mercado coleccionista.

Pero si hay un juego que se ha valorizado desde su lanzamiento en dos mil cuatro ese es indudablemente Rule of Rose. Esta “malrollera” aventura, en la que descubrimos lo atroces que pueden ser los pequeños, ocasionó mucha controversia en su día, hasta el punto de que Sony CE, tras lanzarlo originalmente en el país nipón, prefirió despreocuparse de él y terminaría llegando a Europa bajo el sello de 505 Games.

Silent Hill 4: The Room se desmarcó totalmente de la mecánica de sus ilustres precursores (en verdad el proyecto se bautizó en un inicio como Room trescientos dos) para explotar la claustrofobia y fortalecer el terror psicológico limitando el campo de acción al minúsculo piso del protagonista. 

Y terminamos con Forbidden Siren 2, la segunda de las 3 entregas de la franquicia de terror creada por el Japan Studio de Sony CE. Una pesadilla llena de escenas malsanas con 3 protagonistas diferentes y una mecánica que activaba el efecto mariposa para trastocar los objetivos a cumplir por el trío de personajes. 

Esperamos que os haya agradado el vídeo y os anime a recuperar estos y otros tradicionales de terror del enorme catálogo de PS dos. Y eso que nos hemos quedado sin tiempo para jugar con los otros 2 títulos que habíamos preparado: el francés Obscure y Alone in the Dark: The New Nightmare

El próximo sábado regresaremos con una nueva entrega y una temática bastante más alegre… y seguera. Recuperaremos un consolón al que apenas habíamos prestado atención en nuestros vídeos, con un clasicazo y un puñado de rarezas fantásticas. ¡Cuidaros mucho!

Leave a Comment

Your email address will not be published.