Las veinte.000 Playdates de dos mil veintiuno se vendieron en menos de veinte minutos


Eso son muchas manivelas

Cuando se anunciaron las reservas de Playdate, la excepcional portátil con manivela, Panic (la compañía tras la maquinita; asimismo sacaron Firewatch y Untitled Goose Game, a propósito) explicó que no estarían limitadas, si bien sí habría un máximo de unidades que podrían fabricar y distribuir en 2021: alén de las veinte.000, el resto deberán irse a dos mil veintidos. Tal vez pusieron el límite un tanto bajo, por el hecho de que la compañía ha confirmado que esas veinte.000 primeras unidades se reservaron en los primeros veinte minutos tras abrir las reservas, el pasado veintinueve de julio.

No han faltado los líos en este proceso, como acostumbra a suceder (ciertos clientes del servicio internacionales tuvieron inconvenientes y sus reservas terminaron yéndose a dos mil veintidos), mas la cuestión es que Panic ya está comenzando a calendarizar la producción del año próximo e inclusive tiene un ojo puesto en dos mil veintitres, si bien reconoce que falta tiempo a fin de que dos mil veintidos alcance su capacidad máxima.

Playdate, recordemos, es una consola portátil con una propuesta muy específica: con una pantalla de 400×240 y un solo bit, un tamaño muy reducido y una manivela a un lado que se aúna como procedimiento de control a la cruceta y los 2 botones del frontal, uno de sus grandes atractivos es la forma en que se distribuirán los primeros juegos. Hay una remesa de veinticuatro títulos creados por ciertos diseñadores más reputados del planeta (desde Lucas Pope o bien Bennett Foddy hasta Keita Takahashi o bien Zach Gage) que se distribuirán de 2 en 2 a lo largo de los primeros doce meses de vida de la máquina; esto formará la «primera temporada» de la consolita, con «algunas sorpresas» por el camino.

Pero la idea de Playdate es asimismo que cualquiera pueda crear sus juegos, y de ahí que se distribuirán gratuitamente el SDK, toda la documentación, diferentes herramientas (como Caps, para crear tipografías) e inclusive un programa, Pulp, desarrollado para crear juegos de forma directa desde el navegador.

El apoyo que recibe de momento la máquina deja aguardar un futuro bastante prometedor, y si bien es un cacharro aproximadamente de gran lujo (los dólares estadounidenses que afirma en la página web de adquiere suben bastante cuando le sumas impuestos y, en el caso de adquirirlo fuera de E.U., gastos de envío) los ingredientes para crear experiencias únicas están todos ahí: el control estrambótico, las restricciones extremas, el software alcanzable.

Leave a Comment

Your email address will not be published.