Valve piensa en los 30fps como lo mínimo admisible para Steam Deck

…con algún asterisco

Cuando se anunció Steam Deck, el ordenador-consola-portátil de Valve, uno de los datos que más dio que charlar fue su objetivo de framerate: si bien la pantalla es de 60Hz, en una de las entrevistas en exclusiva con IGN con las que se presentó la máquina parecía sugerirse que la meta era lograr 30fps, una cantidad singularmente baja en un ecosistema como el de computador, donde los 120fps ya llevan presentes varios años. Uno de los ingenieros que aparecían en esa entrevista, Pierre-Loup Griffais, ha aclarado en Twitter que treinta imágenes por segundo no es el techo sino más bien el suelo: lo mínimo que consideran jugable en los tests internos de Deck.

«El «objetivo de 30fps» se refiere a lo mínimo que estimamos jugable en nuestras pruebas de rendimiento», afirma Griffais; «los juegos que hemos probado y mostrado hasta el instante han alcanzado y superado ese objetivo».

A mayores, Griffais explica que Deck integra un «limitador de FPS» con el que se quieren dar opciones para «ajustar la relación entre desempeño y duración de la batería». Probablemente sea ese el punto que más en el aire está en estos momentos: el abanico de juegos de Steam es más extenso que el de ningún otro sistema (eso es, como afirmaría nuestro presidente, invencible), y eso implica que el rango de dos a ocho horas de duración para la batería que dio Valve al anunciar la máquina seguramente sea asimismo menos previsible que en una consola más cerrada como Switch.

Fue exactamente Griffais el que, como recuerdan en Rock, Paper, Shotgun, charló sobre el peso que las tendencias de la industria del juego para videoconsolas tendría en Deck, su desempeño e inclusive lo que se espera de ella. Resaltan un fragmento de su aparición en IGN en el que comenta que los últimos lanzamientos de dos mil veintiuno «escalan cara abajo» sin inconveniente, en referencia a ese «objetivo» de 800p30 que ha motivado su aclaración; se refiere al hecho de que hoy en día bastante gente semeja «valorar los framerates altos y las soluciones híbridas en diferentes plataformas», como es el caso de Switch, mas «si la gente comienza a favorecer extensamente la calidad de imagen, tal vez estemos en una situación en la que debamos hacer algún sacrificio, si bien por el momento no ha sido el caso», explicaba.

Veremos de qué manera se porta Steam Deck cuando salga, en diciembre; las reservas, por el momento, ya te llevan al segundo semestre de dos mil veintidos, con lo que semeja que la demanda no ha sido particularmente baja. Quizás los dolores de cabeza que les dio, dicen, establecer el precio han tenido sus resultados.

Leave a Comment

Your email address will not be published.