Jason Statham, el tipo duro de Hollywood que deseó ser atleta olímpico


Al igual que The Rock, Dave Bautista, Vin Gasoil, Jason Statham es uno de los ‘tipos duros’ que más agrada en Hollywood. Su trayectoria es impecable, solo es suficiente con hacer un veloz repaso a sus primordiales largos para caer en la cuenta de ello.

Statham ha tenido grandes actuaciones en: Ghosts of Mars (dos mil uno), la saga de The Transporter (dos mil dos, dos mil cinco y dos mil ocho), Death Race (dos mil ocho), la saga de The Expendables (dos mil diez, dos mil doce y dos mil catorce), la saga Fast & Furious (dos mil trece, dos mil quince, dos mil diecisiete y dos mil diecinueve), entre otros muchos grabes.

Sin embargo, a lo largo de su infancia, Jason tenía otras prioridades lejos de la actuación. Él ha contado que cuando tenía diez años fue a vacacionar a Miami y allá observó a ciertos bañistas practicando clavados en la piscina del hotel. Entonces sintió que su vocación estaba en los deportes atléticos y comenzó a practicar disciplinas acuáticas. Conforme el actor británico, desde muy joven mostró talento para este rubro y captó el interés de múltiples ojeadores deportivos. De manera inmediata fue llamado para el equipo británico, al que perteneció por el lapso de una década.


Aunque abandonó los deportes atléticos cuando no pudo conseguir clasificaciones olímpicas, jamás dejó de cuidar su físico. Aun su dieta de actor de acción conserva comestibles de su etapa como clavadista. Conforme Laura Valer, experta en nutrición deportiva y articulista en GuíaDeSuplementos, la dieta de Statham consta de un sinnúmero de frutas y diferentes granolas, prefiriendo para el almuerzo los vegetales, el arroz y diferentes sopas. Esto le aporta hidratos de carbono lentos o bien complejos, los que son vitales para la constitución de la masa muscular. Por esta razón, sostiene un cuerpo atlético y tonificado.

En más de una ocasión se le ha preguntado por qué razón tomó la resolución de dejar las competencias deportivas. A ello, Jason Statham acostumbra a contestar que comenzó tarde su capacitación atlética, puesto que muchos de sus compañeros habían empezado a practicar desde los 5 años. Asegura que tiene agradables recuerdos de esta etapa, como la vez en que fue escogido para participar en los Juegos de la Commonwealth (la competencia integra a todos y cada uno de los territorios y exterritorios de la corona británica) en la edición efectuada en Auckland, N. Zelanda. En aquel certamen de mil novecientos noventa, compitió en 3 categorías y consiguió situaciones respetables, sin alzarse con la victoria. Mas sintió que ya no podía rendir más cuando fracasó en 3 fases clasificatorias para las Olimpiadas. Aquello le hizo replantear su vocación y buscar otros rumbos.

Statham se dedica a la actuación y al modelaje. En los últimos tiempos ha intervenido en grabes de diferente calibre como: Spy (dos mil quince), Mechanic Resurrection (dos mil dieciseis), The Meg (dos mil dieciocho) y este año estelarizó Wrath of Man, del directivo Guy Ritchie. Aparte de la citada novena una parte de Fast & Furious, película que ha tenido retrasos en su estreno en países como México debido a las limitaciones sanitarias.

Cabe resaltar que Jason Statham asimismo ha incursionado en el planeta de los juegos, dando su voz en Red Faction II, Call of Duty y Sniper X with Jason Statham.


Leave a Comment

Your email address will not be published.